jul.
05
2018

Cómo vender más en tu local de alquiler

Posted 16 days ago ago by Comunicación     0 Comments

Parece que fue ayer cuando te lanzaste a una nueva aventura y montaste tu negocio. Aún recuerdas cómo fue la búsqueda de local de alquiler, la decisión de decorarlo e incluso la firma del contrato. Ahora, con tu local ya abierto, necesitas dar a conocer el negocio entre los clientes y, por supuesto, vender más. En esta entrada te damos los mejores trucos para lograrlo ¡No te lo pierdas!

En un local comercial en alquiler cada producto que se encuentra en su interior juega un rol determinado. Su ubicación e incluso la forma de colocarlo, nos ayudará a inducir al consumidor a crear una necesidad y, por tanto, a gastar. Pero ¿qué es necesario para conseguirlo? ¿cómo atraer a mi publico objetivo a mi local comercial de alquiler? Anota alguna de las siguientes claves.

De dónde llega mi cliente

En primer lugar, debemos de estudiar el producto que vendemos y si este es susceptible de una venta online y física o simplemente es necesario que, ésta sea una venta presencial en el propio local de alquiler. A modo de ejemplo, no es lo mismo si vendemos ropa e incluso si tenemos una frutería que, si nuestro negocio es de tatuajes o perforaciones, evidentemente nuestro cliente final será distinto y será consumidor de nuestros productos de diferente forma.

Exterior e interior

El escaparate es la carta de presentación de nuestro negocio de cara al cliente. A la hora de colocarlo, debemos de tener en consideración distintas variables como el dinamismo, la composición o los puntos focales.

En el momento de montar el escaparate de nuestro local comercial de alquiler es importante que juguemos con distintos elementos como pueden ser el movimiento, a través de pantallas, las diferencias de texturas, colores y tamaños e incluso jugar con patrones interrumpidos que nos permitirán captar la atención de los clientes al hacer rupturas entre los productos en venta.

Ya en el interior de nuestro comercio es importante dividir las zonas de venta. Según distintos estudios las más frecuentes son tres estancias que dividiremos en: zona caliente, fría y de compra necesaria.

La zona caliente es aquella por la que pasan de manera natural cualquier consumidor pues supone el tránsito natural de la tienda. En esta zona debemos de colocar aquellos productos destacados que queremos, si o si, provocar su venta. El paseo habitual por las zonas calientes hace que el cliente desee adquirir el producto, por lo que es interesante que sea ocupadas por productos con menos frecuencia de compra.

En el lado opuesto se encuentran las zonas frías, estás son las menos accesibles y visibles, pero por las que debemos de atraer y provocar que acuda el público. Para conseguirlo, hay que disponer en ella productos que ponemos denominar como de compra necesaria prevista, esto es, básicos y elementos esenciales de venta en nuestro local de alquiler. Estas zonas son de gran rotación, por lo que cada mes deberemos de reorganizarla y recolocarla.

La disposición en las baldas de los productos también influye en la compra del cliente. Los objetos justo colocados frente a la mirada del consumidor son los más demandados, mientras aquellos que se colocan en la parte más alta o más baja de las estanterías, son lo que menos venta tienen, pues no queremos que llamen de igual forma la atención del cliente.  

Por último, analizamos una técnica de marketing muy interesante en los locales de alquiler y es la señalética y cartelería. Esta nos ayuda a promocionar productos e incluso, a conducir por los pasillos a los clientes hacia la zona que deseamos y de venta fría.

¿Te surgen dudas sobre cómo disponer un local en alquiler? ¡Pregúntanos!






No Comments



You need to login to comment.