feb.
24
2022

Cómo evitar el impago del alquiler en un local comercial

Posted 174 days ago ago by Comunicación

Si tienes un local comercial en propiedad que quieres alquilar para sacarle rentabilidad, seguro que una de las cosas que más te preocupa es asegurar tu inversión. Por desgracia, la morosidad en el mercado del alquiler ha aumentado de forma exponencial en los últimos años, tanto en locales comerciales como en viviendas. Por lo tanto, si quieres evitar una situación de impago con tu inquilino, hay varias medidas que debes tomar.

El hecho de que un deudor profesional alquile tu local es un verdadero drama para tu economía y vida personal. Si no llegas a un acuerdo amistoso con él para que pague la renta, te verás obligado a contratar un abogado y un procurador para presentar una demanda de desahucio por impago de alquiler. Un proceso judicial que puede durar varios meses para recuperar el dinero y sin ninguna garantía de que al recuperar el inmueble se encuentre en buen estado.

Evitar el impago en el alquiler debe ser uno de tus principales objetivos a la hora de arrendar tu local comercial. Muchas veces, los futuros arrendatarios dan una impresión equivocada y, aunque parezca que son personas formales, pueden ser deudores profesionales. Teniendo esto en cuenta, es esencial que a la hora de seleccionar al mejor inquilino te bases únicamente en datos objetivos.

Agente inmobiliario

Aunque creas que puedes alquilar tu local por ti mismo y “ahorrarte” la comisión del agente inmobiliario, si realmente quieres evitar a un inquilino moroso, es muy importante que contrates los servicios de un profesional de la gestión del alquiler.

Este tipo de profesionales pueden acceder a registros de morosos para conocer los antecedentes del posible arrendatario y llevar a cabo un buen proceso de selección.

Si el candidato a convertirse en inquilino está en alguna lista de morosidad, la probabilidad de que vuelva a caer en el impago en un futuro es muy alta, así que mejor descartarlo para evitar sorpresas.

Local en buenas condiciones

Por supuesto, si quieres encontrar al mejor inquilino para tu local comercial, tú también debes ser un buen arrendador. Si el inmueble está en buen estado, quizá no sea necesario hacer una reforma integral, pero pequeñas obras como pintar las paredes o cambiar el suelo nunca están de más. Como resulta lógico, tienes que arreglar todos los desperfectos y hacer una limpieza en profundidad.

Contrato de arrendamiento

Un contrato verbal nunca es una buena idea, ni siquiera cuando el futuro inquilino es un conocido tuyo. Es esencial que redactes un contrato de arrendamiento escrito en base a la normativa vigente, dejándote asesorar por los especialistas en la materia.

Evita las cláusulas abusivas porque podrían volverse en tu contra. Como propietario, estás en tu derecho de iniciar los trámites oportunos para echar al inquilino desde el primer impago. Sin embargo, no puedes exigir una indemnización de un determinado porcentaje sobre el alquiler en caso de morosidad.

Suministros

En el ámbito de los suministros, una vez firmado el contrato de arrendamiento, debes cambiar la titularidad. De esta manera, si el inquilino deja de pagar, tú no eres el responsable y la demanda de la compañía irá dirigida a él.

Y, recuerda: si en algún momento el arrendatario deja de pagar la renta en el tiempo y la forma acordados, en ningún caso puedes cortarle los suministros. De hacerlo, podría demandarte por coacción.

Estas son las principales medidas que debes tomar para evitar el impago del alquiler en un local comercial. Tal y como dice el refrán, “más vale prevenir que curar”, y de eso mismo se trata.