ago.
11
2022

Consejos para poner a punto un local para venderlo

Posted 49 days ago ago by Comunicación

Si tienes un local en propiedad que quieres vender, tienes dos grandes opciones: venderlo para reformar o venderlo reformado. Para tomar una decisión acertada, debes calcular el precio de la reforma y el porcentaje de revalorización. Aunque no te compense hacer la reforma para vender el local, es importante que lo pongas a punto y arregles los desperfectos.

¿Cómo reformar un local?

Si te merece la pena reformar el local para venderlo a un precio más alto, lo primero y más importante es elaborar un plano de la obra. Un arquitecto debe evaluar y elaborar un informe técnico de las condiciones del inmueble. Además, puede aportar ideas para la reforma, como cuáles son los materiales más adecuados para cada espacio.

Como resulta lógico, es indispensable que contrates los servicios profesionales de una empresa competente y que cumpla la normativa vigente. La reforma de un local comercial conlleva una serie de permisos y licencias y, si la empresa es de calidad y confianza, es muy probable que sea ella la que se encargue de todo el papeleo.

La planificación es muy importante para establecer un orden de las tareas y los profesionales que las van a llevar a cabo. Si no quieres que el proyecto te salga por más dinero más del previsto, tienes que cerrar un presupuesto desde el primer momento. En cualquier obra pueden surgir imprevistos, pero la empresa debe haberse adelantado a los mismos, y contemplarlos en el presupuesto.

Recomendaciones para ponerlo a punto

Si no quieres hacer obras, es importante que pongas el local a punto para venderlo. De lo que se trata es de causar la mejor primera impresión posible a los compradores potenciales, y para ello hay algunos cambios que puedes hacer.

Para evitar que el local parezca más pequeño de lo que es en realidad, debes eliminar todo lo superficial para que los posibles compradores se sientan cómodos desde el primer momento. Si el inmueble es pequeño, quita los paneles separadores y los muebles que impiden el paso de manera natural.

La pintura es tu mejor aliada para darle un lavado de cara al local. Para ampliar visualmente el espacio y aportar luminosidad y sensación de limpieza, las tonalidades claras son las más idóneas. Para jugar con las profundidades, puedes combinar los colores neutros con alguna pared en un tono más vivo o fuerte.

En lo que respecta a la decoración, recuerda que menos es más. Quédate sólo con los muebles que aporten valor al espacio, y elimina aquellas piezas que son innecesarias. Los espejos, ubicados de forma estratégica, también son elementos que funcionan muy bien para dar sensación de amplitud.

Es esencial buscar la máxima entrada de luz natural como sea posible para ampliar visualmente el espacio. Si la entrada de luz natural es suficiente, existen multitud de soluciones de iluminación en el mercado, como las columnas luminosas LED.

Documentos para vender un local

Cuando tengas listo el local para venderlo, es el momento de contratar a un agente inmobiliario. Debes contar con una nota simple que puedes solicitar en el Registro de la Propiedad, así como con los planos del local comercial ya que la distribución es uno de los aspectos que los posibles compradores más van a tener en cuenta.

Los estatutos de la comunidad de propietarios también son muy importantes porque en ellos aparece si hay alguna actividad prohibida o alguna limitación que pueda afectar al local. A todo esto, hay que sumar la importancia de que aportes el último recibo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).