ago.
25
2022

¿Vender o alquilar un local comercial?

Posted 35 days ago ago by Comunicación

Si eres propietario de un local comercial que no utilizas y del que quieres obtener rentabilidad, tienes dos grandes opciones a tu alcance: venderlo o alquilarlo. Cada una de estas operaciones tiene sus propias ventajas e inconvenientes, los cuales debes analizar de manera detallada.

Vender local comercial: ventajas e inconvenientes

Vender el local te ofrece una serie de ventajas que el alquiler no te da, como conseguir liquidez al momento u olvidarte de los problemas de impago por parte del inquilino. Este último punto es algo que debes tener muy en cuenta ya que el número de demandas de desahucio por impago del alquiler, tanto de viviendas como de locales, ha aumentado de forma exponencial en los últimos años.

Si decides vender el local, una vez firmes el contrato de compraventa con el comprador, podrás olvidarte de todas las preocupaciones relacionadas con el inmueble. Sin lugar a duda, si necesitas dinero rápidamente, esta es la mejor alternativa para ti.

Aunque al alquiler puedas sacarle rentabilidad, deben pasar años hasta llegar a ese punto. A todo esto, hay que sumar que dejarás de asumir los gastos de propiedad, como las derramas, las tasas de agua y de alcantarillado y el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

Ahora bien, vendiendo el local comercial dejas de tener una propiedad, la cual puede servirte como aval si en algún momento necesitas recurrir a financiación bancaria. Además, los gastos de vender un inmueble son elevados y tienes que declarar las ganancias, así que no ingresarás el 100% del precio de venta.

Alquilar local comercial: ventajas e inconvenientes

Poner tu local comercial vacío en alquiler puede ser una buena forma de sacar rentabilidad. Con el arrendamiento puedes ganar tiempo, si no tienes claro si quieres alquilar o vender. Siempre puedes probar con el primero para tener unos ingresos extras todos los meses, y en el futuro venderlo. Sin embargo, debes prestar atención a la duración del contrato de arrendamiento. En el caso de los locales comerciales, la duración se acuerda libremente entre arrendador y arrendatario, así que debes tener claro durante cuánto tiempo quieres alquilar el inmueble.

La principal ventaja de alquilar el local es que seguirás siendo el propietario de este. Te ahorrarás todos los gastos que supone la venta de un inmueble y estarás ganando dinero todos los meses, siempre y cuando el arrendatario pague la renta en el tiempo y la forma acordados en el contrato.

Alquilar tiene muchas ventajas, pero también una serie de inconvenientes que debes conocer de antemano. Uno de los principales en el caso del arrendamiento de locales comerciales son los problemas vecinales que pueda causar el inquilino. Si en los estatutos de la comunidad de propietarios hay alguna actividad prohibida que el inquilino lleva a cabo en el local, tú serás el encargado de resolver el conflicto.

Encontrar al arrendatario perfecto no es tarea sencilla. Un inquilino que pague todos los meses de forma puntual y te contacte sólo para cosas necesarias, sin desperfectos ni problemas.

Como puedes comprobar, vender y alquilar un local comercial tienen sus propias ventajas e inconvenientes. Si te decides a vender el inmueble, hay una serie de documentación que debes entregar al comprador para que la compraventa pueda llevarse a cabo: nota simple del Registro de la Propiedad, planos del local comercial y estatutos de la comunidad de propietarios.

Si no sabes qué decisión tomar y alquilas el local mientras lo piensas, ¿qué ocurre si en un momento dado quieres vender el inmueble antes de que finalice el contrato de arrendamiento? Si el comprador lo adquiere como inversión y quiere mantener el alquiler, puedes vender el inmueble en rentabilidad.