nov.
21
2022

Reinventa tu local comercial para sacarle más rendimiento

Posted 8 days ago ago by Comunicación

Si tienes un local comercial vacío y quieres sacarle el máximo rendimiento, puedes transformarlo en un espacio de trasteros de alquiler. Se trata de uno de los negocios más rentables en la actualidad ya que no requiere de una gran inversión inicial y, además, se recupera en el corto plazo. Convertir un local comercial en un espacio de este tipo no es complicado, sobre todo si ya lo has utilizado como comercio o almacén, porque no es necesario cambiar el uso urbanístico. Sin embargo, sí debes tener en cuenta una serie de requisitos y normativas para hacerlo de manera legal.

¿Cómo montar un negocio de trasteros de alquiler? Normativa

Lo primero que tienes que hacer es consultar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la localidad para comprobar si el local se puede utilizar para abrir un negocio de trasteros de alquiler.

La normativa en la que debes fijarte es aquella que se aplica a locales destinados al almacenamiento no asociado a venta a nivel municipal, autonómico y estatal.

El Código Técnico de Edificación (CTE) establece los criterios de calidad relacionados con la habitabilidad y la seguridad del inmueble. Engloba un amplio abanico de aspectos normativos sobre ahorro de energía, seguridad e higiene, entre otros.

Por supuesto, al igual que con cualquier otro negocio, debes cumplir con el Reglamento de Seguridad contra incendios en establecimientos industriales (RSCIEI). Tal y como su propio nombre indica, regula las medidas de obligado cumplimiento para la prevención, contención y extinción de incendios.

Por su parte, el Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios hace referencia a los aspectos que debes considerar en el diseño, la instalación y el mantenimiento de los sistemas de detección y extinción de incendios.

Otras normativas que debes tener en cuenta para tu negocio son: Prevención de riesgos Laborales, Reglamento Electrónico de Baja Tensión, Promoción de la Accesibilidad y Supresión de Barreras Arquitectónicas…

Consejos prácticos

La ubicación es un aspecto clave para tener éxito con el negocio. Lo ideal es que el local esté situado en una zona residencial y de fácil acceso. Además, debe ser lo suficientemente amplio para poder albergar una cantidad mínima de trasteros para que resulte rentable. Por supuesto, contar con un pequeño aparcamiento o zona de carga y descarga es un plus a tener en cuenta.

A la hora de elegir trasteros de alquiler, uno de los factores que más valoran los clientes, más allá del precio y la ubicación, es la seguridad. Como resulta lógico, quieren que sus pertenencias estén a buen resguardo. Por este motivo, es imprescindible que destines buena parte de la inversión a la instalación de sensores de movimiento con conexión directa a la policía, puertas y cerraduras de seguridad, sistemas de videovigilancia…

Tienes que prestar una buena atención a los clientes, ya sea presencial o teléfono. Si ocurre algún tipo de problema, deben tener la seguridad de que tú vas a estar ahí para solucionarlo a la mayor brevedad posible.

En el diseño del plan de negocio, lo más importante es definir adecuadamente los plazos de uso, los horarios de apertura y las tarifas. La mayoría de empresas del sector ofrecen la posibilidad de alquilar espacios de almacenaje desde un mínimo de dos semanas. Las tarifas pueden variar según el tamaño del espacio, por lo que debes contar con varias opciones y modelos de trasteros.

Por último, cabe señalar que, según los expertos, un negocio de trasteros tiene una rentabilidad promedio que oscila entre el 5% y el 7%. Es una cantidad considerable teniendo en cuenta que, tras poner en marcha el negocio, el tiempo de trabajo se puede reducir considerablemente.