may.
10
2018

Consejos para que pintar tu local no se convierta en un desastre

Posted 219 days ago ago by Comunicación     0 Comments

Una mano de pintura puede cambiar la cara de un negocio, así que siempre es buena idea plantearse cambiar el color de las paredes de tu local para causar una buena impresión en tus clientes. Si te lo has planteado, Alquiler Seguro Locales ofrecemos una serie de consejos para evitar los típicos accidentes -muebles manchados, imperfecciones en las paredes, colores desafortunados…- que pueden convertir la operación en un desastre.

Elegir un color adecuado

Entras en la tienda de pintura y te emocionas con un catálogo interminable de colores con nombre sugerentes...Tranquilo, no te dejes llevar por el primer impulso. Recuerda que el tono elegido va a estar siempre ahí, en la pared, y debe reforzar los valores de marca de tu negocio, no evocar un carnaval brasileño.

Si tienes muchas dudas, siempre es mejor decantarse por un color neutro, pero hay algunos tonos que pueden casar mejor con determinados negocios: el naranja es un color estimulante perfecto para negocios alegres, el color café es una buena apuesta para cafeterías y negocios relacionados con la tierra, el gris puede transmitir tristeza si se utiliza solo, pero ofrece un aire de elegancia y sofisticación en combinación con otros colores como el blanco y el dorado…

En cualquier caso, es importante utilizar el sentido común: un SPA con las paredes rojas no será muy relajante, al igual que una clínica negra no inspirará precisamente esperanza en los pacientes. Recuerda, asimismo, que si la pared tiene muchas grietas e imperfecciones, un tono oscuro las resaltará mucho más.

¡Cuidado con el piso y los muebles!

No queremos que los muebles y el suelo de nuestro local sean indistinguibles de las paredes, por eso es esencial protegerlos con telas y plásticos -tampoco te olvides de los interruptores y zócalos-. También es conveniente que apiles todos los muebles en el centro de la habitación.

Pintura de imprimación

Antes de empezar a mover el rodillo, es importante que limpies las paredes con un detergente suave y, si puedes, tapes sus grietas. Después, diluye un litro de pintura de imprimación en 6 litros de agua y pasa una mano por la pared: esto permitirá que la pintura posterior se adhiera bien. Espera cuatro horas antes de empezar a pintar.

Empieza desde el techo y pinta sin prisas

Una vez tengas el rodillo en la mano, comienza por el techo. Así no habrá problema para cubrir después las gotas que caigan en las paredes. Puedes utilizar un pincel para zonas delicadas, como las esquinas. Tras dar la primera mano, espera unas cinco horas para una segunda capa que dará consistencia al color. Importante: evita los días muy húmedos o con temperaturas extremas.

¿Cómo muevo el rodillo?

Rodillo en mano, la pared en blanco ante ti puede despertar al Picasso que llevas dentro. Sin embargo, no debes manejar el rodillo aleatoriamente; en estos casos es mejor un orden sistemático: empieza de arriba abajo, dibujando franjas paralelas con velocidad constante. También puedes escoger la técnica de la cruz, con un pase en horizontal o vertical y otro en la dirección opuesta. Otra opción es dividir la pared en secciones de 1 metro cuadrado para economizar el uso de la pintura.



No Comments



You need to login to comment.