oct.
10
2022

Ventajas de reformar tu local a la hora de vender o alquilar

Posted 50 days ago ago by Comunicación

Si tienes un local comercial en propiedad que quieres vender o alquilar, una de las primeras cosas que debes plantearte es la de si te interesa o no reformarlo. No es una decisión fácil, ya que debes valorar cuál es el coste de la reforma y cuánto se puede revalorizar el inmueble.

Quizá en un primer momento no te parezca bien reformar un local del que no vas a disfrutar, ya sea de forma parcial o integral. Lo más importante es analizar al detalle la relación entre costes y beneficios. Porque, si haces una buena reforma del inmueble para alquilarlo, el desembolso inicial será importante, pero podrás poner un precio al alquiler que el de un local viejo, deteriorado y con desperfectos.

Por lo tanto, la inversión inicial la podrás ir recuperando mes a mes en el importe del alquiler. Es tan simple como calcular la diferencia entre el precio que le pondrías al alquiler del local sin reformar y el del inmueble reformado para saber aproximadamente en cuánto tiempo se va a retornar la inversión.

Reformar local para vender o alquilar: ¿Cuáles son las ventajas?

Lo primero en lo que se fijan los interesados en comprar o alquilar el local es en las puertas, los suelos, y la pintura de paredes y techos. Sin lugar a dudas, reformar antes de vender o alquiler proporciona al inmueble un mayor atractivo.

Por supuesto, el valor del local aumenta, por lo que la reforma es una gran inversión de cara al futuro. Cuando se realiza una reforma integral, se tienen en cuenta un amplio abanico de factores, como la distribución del local, la climatización o la iluminación. Aunque este tipo de cambios requieren de una gran inversión, son esenciales para sacar el máximo partido.

Consejos para reformar el local

Antes de iniciar la reforma del inmueble, es fundamental realizar un plano del mismo, calculando las medidas de la zona a remodelar. Por supuesto, para esta tarea debes contratar los servicios profesionales de un técnico homologado, quien se encargará de evaluar y elaborar un informe técnico de las condiciones del inmueble.

La gestión de los permisos y las licencias es una de las etapas más importantes, en la cual debes contar con el asesoramiento de un arquitecto. Tienes que gestionar la licencia ante el Ayuntamiento para llevar a cabo la obra correspondiente.

Para que la reforma no se alargue en el tiempo de manera innecesaria, es fundamental que contrates a una buena empresa de reformas, que trabaje con todos los gremios. De esta manera, la coordinación entre ellos será mucho mejor y la realización de la obra será mucho más ágil que si contratas a cada uno de los gremios por separado.

Si no quieres que el proyecto se te salga de la previsión que tienes, es imprescindible que cierres un presupuesto desde el primer momento. Por supuesto, debes dejar un margen de dinero para posibles imprevistos que puedan surgir. Cualquier desviación del presupuesto debe ser planificada y autorizada por ti como propietario del local.

Qué tener en cuenta

Como resulta lógico, el tipo de negocio va a definir la reforma que se debe hacer. Por ejemplo, si quieres vender o alquilar el local para que alguien abra un bar, el establecimiento debe tener las salidas de humo obligatorias por ley.

Antes de comenzar la obra, hay que definir la distribución al detalle, teniendo en cuenta aspectos como las tomas de corriente y las tomas de agua. Recuerda que elegir buenos profesionales a la larga te ahorrará dinero.