dic.
12
2022

Cómo conseguir sacar más rentabilidad a tu local

Posted 54 days ago ago by Comunicación

Si tienes un local en propiedad al que quieres sacar rentabilidad, una de las mejores alternativas que tienes a tu alcance es ponerlo en alquiler. Tener un local vacío únicamente genera gastos, como los mínimos de agua y de luz. Para evitarlo y obtener unos ingresos regulares todos los meses, puedes alquilarlo a un inquilino.

Ahora bien, para evitar problemas a futuro, es fundamental que encuentres a un inquilino solvente y que pague la renta en el tiempo y la forma acordados en el contrato de arrendamiento. Dicho así, parece algo sencillo, pero lo cierto es que en los últimos años ha aumentado de forma exponencial el número de inquilinos morosos, tanto en viviendas como en locales.

Claves para poner el local en alquiler

Lo primero que debes tener en cuenta para poner en alquiler el local es que no todo vale. Es uno de los principales errores que cometen los propietarios a la hora de alquilar sus inmuebles, que hace que estos permanezcan en el mercado durante mucho tiempo sin que nadie se interese por ellos. Por lo tanto, es fundamental que adecúen el local para que esté en buenas condiciones. Antes de publicar el anuncio del alquiler en los portales inmobiliarios, límpialo, arregla los desperfectos y retira todos aquellos elementos que no sean necesarios.

Tras el Real Decreto 238/2013, para realizar cualquier tipo de operación de alquiler o de compra, los inmuebles deben contar con el Certificado Energético, así que debes asegurarte de tener este documento porque es obligatorio. Debe emitir un técnico cualificado y refleja las emisiones de CO2 de un inmueble. Indica las calificaciones de consumo y de emisiones que el local ha obtenido en una escala de colores que va de la A a la G.

Una de las decisiones más importantes que debes tomar como propietario y arrendador es el modelo de renta que más te interesa para el inmueble:

  • Renta fija: en este caso, el inquilino abona mensualmente la misma cantidad, tal y como su propio nombre indica.
  • Renta escalonada: este modelo consiste en ir aumentando de manera progresiva la cuantía de la renta a medida que avanza la duración del contrato de arrendamiento.
  • Renta fija y renta variable: como arrendador, obtendrás la renta del local de dos formas. Por un lado, mediante una renta fija, y, por otro lado, mediante una renta variable según los beneficios que el inquilino obtenga con su negocio.

 

Teniendo en cuenta que se trata de un local comercial, puedes pactar la actualización de la renta en el contrato de arrendamiento con el inquilino. La forma más habitual de actualizarla es en base al IPC. En lo que respecta a la duración del contrato, también debes pactarla con el inquilino. Puede variar según la ubicación del local, el tamaño o el tipo de negocio, entre otros aspectos.

Por supuesto, debe consultar la normativa municipal sobre los locales comerciales. Debes informar al inquilino sobre si hay alguna actividad prohibida que no pueda desarrollar en el inmueble. Además,si se encuentra dentro de una comunidad de vecinos, también tienes que revisar los estatutos.

Y, por último, recuerda que a la hora de publicar el anuncio del alquiler, recuerda que las fotografías son lo más importante. Procura hacerlas con luz natural y desde diferentes ángulos para que los interesados en él puedan hacerse una idea clara de cómo es el espacio interior. Además, si tiene escaparate, también es conveniente que hagas unas fotos exteriores. En el anuncio del alquiler debes incluir los planos del local.