sep.
27
2018

¿Cuándo se puede incrementar la renta de un local comercial?

Posted 24 days ago ago by Comunicación     0 Comments

Cuando el alquiler de nuestro local comercial marcha como corresponde, empiezan a surgir nuevas dudas. Ya se ha superado la primera fase. Aquella en la que te preocupas por conocer todo lo necesario para alquilar un local comercial: si es mejor hacerlo como particular o con profesionales, cómo fijar la renta, cuál es la documentación necesaria o todo lo referente a alta de suministros y reformas. Entonces es el momento de conocer cuándo se puede incrementar la renta de un local comercial.

Cómo incrementar la renta de un local comercial

Los precios del alquiler están vivos. Es decir, fluctúan continuamente según las variaciones existentes entre la oferta y la demanda en un mercado en concreto, por lo que es muy importante su revisión. De este modo, adaptas el valor del inmueble a la situación del mercado. Así, solo se puede incrementar la renta de un local comercial de dos supuestos:

  • Finalización del contrato de arrendamiento. La duración del contrato se pacta desde el inicio por ambas partes: arrendador y arrendatario. Si, por un error, no hubiera quedado constancia, la duración será de un año. Cuando venza el periodo correspondiente, ambas partes deben acordar un nuevo precio, bien sea para incrementar la renta del local comercial o, llegado el caso, rebajarla.
  • Acuerdo entre ambas partes. La relación entre arrendador y arrendatario se ve influenciada por numerosos factores a lo largo del alquiler. Pueden requerirse obras de mantenimiento y renovación, reformas, posibles cambios de negocio… Cada alquiler, dependiendo del tipo de negocio que se haya establecido y del funcionamiento de la empresa, es un mundo. Así, pueden producirse diversas situaciones en las que propietario e inquilino necesiten incrementar la renta de un local comercial. Siempre que se haya acordado, es imperativo que conste por escrito en la actualización del contrato. Si se deciden actualizar otros elementos del contrato, como el inventario, también debe constar. Recuerda que ya en otras ocasiones hemos abordado todos los elementos que debe incluir un contrato de alquiler de locales comerciales y oficinas.

Aumento de renta adaptado a la realidad

El aumento de la renta debe producirse para reajustar la situación inicial en la que se firma el contrato, con la que existe en el momento en el que se produce la subida. Para fijar la renta hay que tener en cuenta tres elementos principalmente:

  • Características del inmueble. Es la más obvia de todas. No todos los locales comerciales cuentan con las mismas condiciones. Desde el estado de las instalaciones, al mobiliario, pasando por las dimensiones o la ubicación.
  • Tipo de negocio. La actividad comercial para la que se vaya a destinar es otro factor importante. Con ella pueden llegar todo tipo de modificaciones, necesitar licencias o futuras modificaciones que afecten al local.
  • La situación del mercado. Es quizás la más importante de todas. Es el propio mercado el que, de forma natural, regula los precios al alza, momento en el que podrá producirse un incremento de la renta en un local, o a la baja, cuando habrá que estudiar otras posibilidades. Para conocerlo a fondo es necesario estudiarlo detenida y metódicamente.

Lo ideal es siempre contar con un especialista. Tanto para fijar un precio de entrada como en el momento de incrementar la renta de un local. Si todavía estás en la fase inicial, en nuestro blog encontrarás consejos.

Incrementar el arriendo y asegurar el bienestar

Como ya hemos visto, a la hora de incrementar el arriendo hay que tener en cuenta muchas variables. El objetivo de incrementar la renta de un local debe ser adecuarlo a la situación real del mercado en un determinado momento, y hacerlo de tal modo que se garantice el bienestar de todas las partes. En un proceso bien informado, propietario e inquilino sabrán qué hacer en todo momento y, lo más importante, entenderán las motivaciones del cambio.

Los problemas en el alquiler suelen venir cuando no hay entendimiento entre ambas partes. El motivo más importante suele ser las diferencias en torno al precio. Los momentos en los que se debe incrementar la renta de un local son delicados. Si el precio está por debajo del mercado, puede ocasionar el malestar del propietario. En caso contrario, con una renta superior a la situación del mercado, será el arrendatario el que querrá revertir la situación.

En conclusión, lo ideal es que sean profesionales del sector los que intervengan en la mayor parte de los procesos. El mercado inmobiliario del alquiler cuenta con especialistas cualificados en materia de locales comerciales y oficinas. Emprender o montar un negocio es una decisión muy trascendente como para que un reajuste de este tipo lo perjudique.

¿Has tenido que incrementar la renta de un local en alguna ocasión? ¿Cómo ha sido la experiencia?



No Comments



You need to login to comment.